Todos tenemos nuestra historia

Al fin y al cabo, todos tenemos nuestra propia historia que contar. Puede parecer mas o menos interesante, pero es la nuestra propia.

Hay situaciones en la vida que de alguna manera te condicionan a llegar hasta donde estás,y otras, que te hacen buscarte tu propio camino.

La mía se hizo y la persigo…. Se hizo creciendo con un padre que tenía como apéndice una cámara de fotos. Sesiones en las que mi madre me cambiaba de ropa, de peinado,… Y a él diciendo:

“Aidina, ponte así, ahora ponte así, ahora “pose coca-cola”, sopla, gira…”

Y claro, solo con el paso del tiempo y siguiendo yo sus pasos, comprendí lo que, en ese momento, él podía sentir. Para mí, no se trata de hacer fotos para que los demás las vean, sino de trasmitir lo que tu estás viendo y de atesorar recuerdos mas allá de lo que tu memoria te permita.

Y ahí comenzó mi historia….

 

 

La pasión de mi padre por la naturaleza, es otra de las cosas que tengo de él. Amante de la montaña, cuenta con miles de archivos de Asturias en formato de diapositiva y ahora en digital.Y aunque, en menor medida,  sigo de alguna manera sus pasos,intento buscar mi propio estilo.

Afortunadamente, la vida también me premio con la amistad de José Díaz, quizás para mi, uno de los mejores fotógrafos de naturaleza que conozco.La herencia de mi padre y y la amistad de José, me hicieron darme cuenta de que realmente era una pasión aletargada en mí y que debería lanzarme a ella.

Y aquí estoy… Comenzando la andadura, con miles de archivos a mis espaldas y un gran camino para aprender y disfrutar por delante.

 

2017-01-15T18:33:21+00:00